CUELLO-CENTRO SCHELL

Se trata de un método de tratamiento revolucionario en el campo de la terapia funcional que traemos en exclusiva a Oviedo. Consiste en suspender al paciente mediante un sistema de poleas y cinchas. La suspensión del cuerpo puede ser parcial o total en función de la región que vayamos a tratar y de los estímulos que queramos provocar durante el tratamiento.

Esta técnica tiene como objetivo restaurar los patrones de movimiento de las diferentes articulaciones del cuerpo sin dolor y mejorar la función muscular. Una de las particularidades de la terapia es que elimina la carga sobre las articulaciones, ya que el cuerpo queda suspendido como si estuviera en el agua flotando mientras se realiza la terapia. De esta manera, el paciente está mas relajado y se reduce la tensión de la musculatura superficial permitiendo el trabajo de los músculos más profundos.

El sistema de poleas permite poner al paciente en posiciones que serían imposibles en una camilla convencional, ya que podemos rotar diferentes partes del cuerpo a voluntad, elevar las extremidades o trabajar con el paciente sentado o en cualquier decúbito deseado, buscando la mejor postura para abrodar las diferentes lesiones.

En  SCHELL | Centro de Terapias Integrales  hemos apostado por este innovador tratamiento porque además de los beneficios que produce para el paciente, este sistema permite al terapeuta realizar movilizaciones con menos esfuerzo y con mucha más precisión, mejorando la movilidad articular afectada y las estructuras que lo rodean.